5 reglas para citas ocasionales

Aug 01, 2018

Las citas ocasionales son una forma ideal de conocer gente en situaciones sin presión y sin ataduras. Una cita ocasional no tiene que acabar en sexo si los participantes no lo desean. No es ni más ni menos lo que cada uno quiere que sea. 

1. Manténla simplicidad

La clave para tener citas ocasionales es recordar por qué te aventuraste en primer lugar. Si te encuentras obsesionado con una persona en particular, entonces las citas ocasionales podrían no ser para ti. Mantén las cosas simples y aprende a disfrutar de tu tiempo.

Lo mejor que puedes hacer es concentrarte en una cosa. Divertirte. Buscar una sola cosa va a ser mucho más fácil que tratar de cumplir una lista compleja. Es mucho menos probable que las cosas sencillas se vengan abajo antes de lo esperado.

2. No establezcas límites arbitrarios

Recuerda, las citas ocasionales son fundamentalmente diferentes a otros tipos de citas. Por ejemplo, no tienes que limitarte a actuar como si estuvieras con alguien en particular, así que siéntete libre de ser tú mismo.

Además, aprovecha la oportunidad para probar algo nuevo. Si normalmente tienes un tipo de estrategia, intenta experimentar un poco y comprueba qué tal va la cosa. Siempre puedes cambiar de opinión más adelante si no funciona.

3. Establece límites

Evitar límites no significa aceptar todo. Debes comprender dónde se encuentran tus límites y con qué te sientes a gusto. No dejes que nadie más los ignore.

Recuerda, no tienes que ver a una persona en particular más de una vez. Si te hacen sentir incómodo, entonces puedes terminar la cita y olvidarla con seguridad. Solo intenta ser sincero sobre lo que quieres desde el principio.

4. Relájate

El objetivo de las citas ocasionales es divertirse. Para que esto suceda, debes dejarlo estar... lo que significa relajarse. Cuanto antes te permitas divertirte, más éxito tendrán tus citas.

Esto también significa acompañar al ritmo de la cita. Una vez más, debes tener en cuenta tus límites, pero no te preocupes si la cita no es la que esperabas. Si no consigues exactamente lo que querías, no pasa nada. Habrá más oportunidades más adelante.

5. Mantén tus expectativas realistas

Si establece metas arbitrarias y exigentes, entonces te sentirás decepcionado. Intentar forzar tus citas para que cumplan con estos objetivos es una buena forma de garantizar lo contrario.

Trata de recordar que has aceptado divertirte con quien sea que te encuentres, ni más ni menos. Si partes con el objetivo de divertirte, como sea que suceda, entonces será mucho más probable que tengas éxito si no estás agobiado por ideas preconcebidas.